Pages

Diario de viaje.

Existen esos lugares a los que a veces viajo;
cómo tu mirada, tu sonrisa, tus manos.
Luego están esos otros lugares secundarios,
a los que me llevan esa mirada, esa sonrisa, esas manos.
Son viajes que siempre me gustaría que fueran más largos,
es porque no tienen una duración real ni un espacio.

Para este tipo de viaje no necesitas un pasaporte ni visados,
sólo su boca, su sonrisa, sus manos.
Por eso hora me doy cuenta de que me había equivocado,
nunca antes hasta él había viajado.

Tú me haces viajar a lugares nuevos cada día, y siendo yo una viajera,
no podía haber encontrado un viaje mejor que tú, que nosotros. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada